Seleccionar página
Cómo las pymes pueden beneficiarse del blockchain

Cómo las pymes pueden beneficiarse del blockchain

La tecnología blockchain es una plataforma capaz de diseñar servicios financieros que resuelven muchas carencias del sistema de mercado virtual en la actualidad. Por eso, su uso es particularmente atractivo para las pymes, ya que les suministra una opción accesible y eficaz para hacer y recibir pagos. Pero también, con este recurso, pueden optar a productos de inversión y ahorro y consolidar un historial de crédito. 

Contar con el respaldo de blockchain puede impulsar el crecimiento de las pymes, al tiempo que favorece la creación de empleo y el desarrollo económico. Sigue leyendo y conoce más sobre la cadena de bloques y de qué modo puede beneficiar a tu pequeño o mediano negocio.

¿Qué es el blockchain?

Cuando oyes hablar de blockchain, seguramente lo asociarás de primeras con las criptomonedas como Bitcoin y Ethereum. Y no te equivocas, porque esa es la tecnología en la que tienen base estas monedas virtuales. En términos sencillos, un blockchain o cadena de bloques consiste en una relación de transacciones que cualquier persona puede ver y verificar. Por ejemplo, la cadena de bloques de Bitcoin guarda el registro de cada envío o recepción de bitcoins en la cuenta de un usuario. De esta manera, las criptomonedas y la tecnología que las apoya transfieren valor en línea sin que haga falta la actuación de un intermediario. Es decir, los usuarios no requieren de bancos o empresas de tarjetas de crédito.

Visto de este modo, blockchain es una opción global y abierta a todos los servicios financieros que empleas a día de hoy e igualmente accesible mediante una conexión a Internet y un ordenador o dispositivo móvil.

De hecho, prácticamente todas las criptomonedas, desde Bitcoin, Ethereum, Litecoin y otras, están respaldadas mediante redes de cadenas de bloques. Esto implica que su exactitud está siendo verificada minuciosa y constantemente con un alto grado de potencia de cálculo.

En este sentido, dado el carácter criptográfico de las cadenas de bloques, los pagos mediante las mismas podrían ser más seguros que las transacciones convencionales con tarjetas de crédito o débito. En efecto, para hacer un pago con Bitcoin, no necesitas proporcionar ninguna información sensible. Teóricamente, esto supone que el riesgo de robo de identidad o de acceso no autorizado a tu información financiera es casi inexistente.

¿Cómo funciona el blockchain?

Para explicar el funcionamiento del blockchain, algunos expertos emplean la metáfora de la cadena del ancla de un barco. Así, cada eslabón de la cadena es un bloque de información compuesto por datos de transacciones. Los eslabones superiores de la cadena dan cuenta de las transacciones más recientes. Lógicamente, los eslabones inferiores contienen los datos de transacciones más antiguas. Al llegar al ancla, es posible ver todas las transacciones de la historia de la criptomoneda. Esto es lo que hace más segura a la cadena de bloques: ser un registro abierto y transparente de todo el devenir de una criptomoneda. Cuando alguien trata de manipular una transacción, el enlace se rompe y toda la red se dará cuenta.

Otros expertos prefieren describir el blockchain como un libro de contabilidad. Para referirse a este, utilizan términos como «libro de contabilidad inmutable» o «libro de contabilidad distribuido». Es muy parecido al libro de cuentas de un banco, porque la cadena de bloques registra las cuantías de dinero que entran, salen y se mueven a través de la red. 

Sin embargo, la diferencia está en que las cadenas de bloques de criptomonedas no son controladas ni gestionadas por un individuo u organización en particular. De hecho, no está centralizada en absoluto ni por gobiernos, ni bancos centrales y la participación en la misma es abierta. En lugar de ello, cuenta con la seguridad de una inmensa red de ordenadores de igual a igual que ejecutan software de código abierto. Dicha red tiene a cargo la comprobación y aseguramiento continuos de la exactitud de la cadena de bloques.

¿Por qué la cadena de bloques es revolucionaria?

Para responder a esta pregunta debemos relatar brevemente la historia de Bitcoin. A finales de 2008, Satoshi Nakamoto, quien no se sabe a ciencia cierta si es una persona o un grupo, publicó en Internet un “libro blanco” en el que expuso los principios de la novedosa moneda digital. A partir de allí, la mayoría de las criptodivisas que salen al mercado son una evolución del concepto expresado en el mencionado documento.

Para que este dinero digital facilitara las transacciones en línea entre dos extraños en cualquier parte del mundo, sin intermediarios, era necesario un sistema que eliminara el llamado «doble gasto», Esto permitiría a una persona usar el mismo dinero más de una vez. La solución puesta en práctica fue establecer una red que monitorizara constantemente el movimiento de Bitcoin. Y esta no es otra que el blockchain.

Como dijimos, cada transacción de Bitcoin es almacenada y verificada por la red global de ordenadores, que no depende de particulares, organizaciones o países. Y la cadena de bloques es la base de datos que contiene dicha información. 

Las criptomonedas como Bitcoin se «minan» a lo largo de esa vasta red descentralizada de ordenadores, conocida como peer-to-peer.  Además esta misma red verifica constantemente la exactitud del blockchain. Como recompensa al aporte de su capacidad de cálculo a la cadena de bloques, los mineros reciben pequeñas cantidades de criptomonedas. La potencia de cálculo colectiva de los mineros garantiza la exactitud del libro de contabilidad, que no deja registrar transacciones.

Más allá de garantizar las transacciones en criptomonedas, la tecnología blockchain es muy versátil ya que es aplicable en otras áreas. Entre ellas: los llamados “contratos inteligentes”, seguimiento de activos digitales, mantenimiento de registros, sistemas de identificación y hasta almacenamiento de datos en la nube.

¿Cómo pueden beneficiarse las pymes de blockchain?

Ahora, veamos brevemente las diversas maneras en las que el blockchain puede ayudar a las pymes:

  • Transacciones internacionales. Ciertamente, por controlar de manera descentralizada las transacciones en criptomonedas, la tecnología blockchain facilita las relaciones de negocios a nivel internacional. Las operaciones de pago mediante cadena de bloques eliminan las comisiones y costes de los medios de pago tradicionales. Esto incrementa la rentabilidad.
  • Inmutabilidad. Una vez registradas, las transacciones mediante la tecnología que nos ocupa no pueden ser borradas, ni modificadas.

Todas las operaciones quedan en el registro  con fecha y hora, creando un registro permanente. En consecuencia, blockchain hace más fácil el rastreo de datos a lo largo del tiempo, permitiendo la ejecución de auditorías de datos seguras y fiables.

  • Almacenamiento en la nube. El almacenamiento cloud basado en cadena de bloques es mucho más seguro y asequible en comparación con las opciones de almacenamiento en la nube estándar. Su cifrado de 256 bits garantiza protección al máximo, aún contra hackers experimentados. Por otro lado, es diez veces más rápido que el almacenamiento en la nube convencional, gracias a su red P2P distribuida y descentralizada que conecta a los usuarios. 
  • Smart contracts. Los contratos inteligentes son contratos digitales autoejecutables. Sus términos están escritos directamente en el código de blockchain. Por encontrarse en una red descentralizada, el documento no puede modificarse, extraviarse ni sustraerse sin tu autorización. De modo que ambas partes quedan obligadas a cumplir con los acuerdos contractuales. 
  • Seguridad de datos. Si tu empresa realiza regularmente el tratamiento de datos personales y sensibles de clientes, la tecnología blockchain agiliza los procesos de gestión de identidad. Aparte de eso, tus clientes contarán con identificaciones digitales almacenadas en redes de cadenas de bloque, prácticamente invulnerables.

Incluye la opción de pago con criptomonedas en tu tienda online

Sin duda, incluir la opción de pago en criptodivisas en tu tienda virtual te dará la oportunidad de relacionarte con el interesante ámbito del blockchain. La creación y mantenimiento de tiendas online es parte de los servicios subvencionados mediante el programa de ayudas Kit Digital. Como Agentes Digitalizadores Adheridos a esta iniciativa, en Próxima Digital estamos capacitados para diseñar, desarrollar y poner a punto tu sitio de comercio electrónico, incluyendo la integración de múltiples formas de pago. ¡Y te acompañamos durante todo el proceso de solicitud de tu bono digital! ¡Contáctanos ahora!

¿Qué son los servicios cloud o soluciones en la nube?

¿Qué son los servicios cloud o soluciones en la nube?

Para 2025, la mitad del gasto en los mercados de soluciones informáticas, de infraestructura, servicios de procesos empresariales e infraestructura de sistemas se habrá trasladado a la nube. Este pronóstico de la prestigiosa consultora tecnológica Gartner es revelador, teniendo en cuenta que esta inversión representará el 41% a finales de 2022. En concreto, cerca de dos tercios del gasto en software de aplicaciones se efectuará mediante la computación en la nube. Esto también supone un significativo incremento respecto al 57,7% que alcanzará en 2022. ¡Sin duda, la adquisición y actualización de servicios cloud están en los planes de inversión de organizaciones de cualquier tamaño y sector!

En 2020 y 2021, durante la pandemia del COVID-19, muchas compañías debieron acelerar su transformación digital, entre otras razones, para facilitar el trabajo remoto. Desde entonces, la tendencia de adquisición de soluciones en la nube está al alza. Ahora bien, ¿qué son los servicios cloud? ¿Por qué son tan convenientes y en qué se diferencian de los programas y aplicaciones en formato tradicional on premise? A continuación, trataremos de responder a estas y otras preguntas.

¿Qué son los servicios cloud?

En término prácticos, los servicios cloud son servicios informáticos prestados a través de Internet. Estos incluyen desde un software para cualquier función administrativa hasta servidores, almacenamiento, bases de datos, redes, análisis e inteligencia artificial. Por lo general, son recursos flexibles y escalables con los que la empresa contratante puede dinamizar sus operaciones y aumentar su productividad. Sencillamente, esto es lo que conocemos como computación en la nube o cloud computing. Y “la nube” no es otra cosa que la capacidad de los servidores web de los proveedores de tales servicios para procesar y almacenar datos mediante sus aplicaciones.

Gracias a los servicios cloud, accedes a las herramientas de TI que requieras en la modalidad “bajo demanda” y solicitarlos desde cualquier sitio mediante Internet. La accesibilidad y la facilidad de uso son las principales características de computación en la nube. Seguramente, ya estás utilizando servicios en la nube, como tu correo electrónico y las aplicaciones de trabajo colaborativo que ofrecen plataformas como Google (G-Suite) o Microsoft (Office) en sus versiones gratuitas. Otro ejemplo muy conocido es tu suscripción a Netflix. ¡Todos son servicios en la nube!

¿En qué se basa la tecnología de los servicios cloud?

Básicamente, la principal característica del cloud computing es que la ubicación del servicio y aspectos como el hardware y el sistema operativo en el que se ejecutan, no dependen del usuario. En este sentido, la figura retórica de “la nube”, fue aplicada a los antiguos esquemas de las redes de telefonía pública y luego de Internet. Con frecuencia, este concepto se representaba como una nube para expresar que la ubicación era lo menos. Solo era una nube de cosas. De allí, que el término “cloud” sirviera también para denominar aplicaciones y servicios no localizados en la infraestructura TI del usuario. En realidad, conocer la ubicación de sus datos y servicios sí es importante para muchos usuarios, pero esta preocupación se disipa cuando el proveedor es fiable.

Dicho de otro modo, en lugar de establecer una costosa infraestructura informática o centros de datos propios, las organizaciones tienen la opción de “alquilar” el acceso a cualquier aplicación a un proveedor de servicios cloud, desde soluciones informáticas hasta almacenamiento.

Como veremos más adelante, una ventaja relevante de contratar funcionalidades en la nube es que las compañías se ahorran el coste inicial. Aparte de eso, no deben lidiar con lo complejo de poseer y mantener una infraestructura de TI propia. Solamente pagan por lo que utilizan y cuando lo utilizan.

Por supuesto, los proveedores de servicios cloud cargan con todo lo relativo a la actualización, mantenimiento y ampliación de las herramientas y capacidades que ofrecen. En compensación, pueden sacar mucho provecho de las economías de escala, por prestar los mismos servicios a una gran variedad de clientes.

¿Cuáles son los principales servicios cloud?

Más ampliamente, el cloud computing abarca un conjunto de servicios constitutivos diferentes. El enfoque de estos elementos está en distintas partes de la pila tecnológica y en diversos casos de uso. En resumen, los servicios cloud más contratados actualmente son:

SaaS o software como servicio

El Software as a Service (SaaS) o software como servicio es quizás la forma más popular de entrega de aplicaciones mediante el cloud computing. De hecho, muchos usuarios la emplean cotidianamente. En este caso, el usuario final no tiene que preocuparse por el hardware y el sistema operativo subyacentes. Simplemente, accederá al servicio mediante un navegador web o una aplicación desde un ordenador o dispositivo móvil. Estas soluciones suelen contratarse para un número específico de usuarios.

Sin duda, los SaaS concentran la mayor parte del gasto en servicios cloud, dada la enorme cantidad y variedad de aplicaciones ofrecidas bajo esta modalidad. Desde recursos CRM (Customer Relationship Management) como los de Odoo, hasta la plataforma de trabajo colaborativo Office 365 de Microsoft.

IaaS o infraestructura como servicio

La IaaS (Infraestructure as a Service) o infraestructura como servicio consiste en el alquiler de recursos informáticos esenciales para el desarrollo web. En concreto, es posible obtener servidores físicos o virtuales, almacenamiento y redes. Claro está que esta oferta es atractiva para las empresas que necesitan crear sus propias aplicaciones desde cero; así como también, controlar la mayor parte de los elementos de tales apps. Normalmente, los usuarios de IaaS son organizaciones que cuentan con personal cualificado experto en programación y desarrollo de software y aplicaciones.

Plataforma como servicio (PaaS)

Teniendo en cuenta lo anterior, plataforma como servicio o PaaS sería una alternativa más avanzada para desarrolladores web, ya que aparte de almacenamiento red y servidores virtuales, el PaaS incluye las herramientas y software indispensables para crear aplicaciones. Entre estos recursos podríamos incluir: gestión de bases de datos, sistemas operativos, middleware y herramientas de desarrollo.

Principales diferencias entre los servicios cloud y las soluciones informáticas on premise

Antes de surgir Internet, los recursos informáticos locales u “on premise” eran la alternativa para la automatización de funciones (comúnmente administrativas) y gestión de datos. La modalidad on premise consiste en una infraestructura de TI integrada por sistemas, aplicaciones de hardware y aplicaciones de software. Para utilizarlos, las empresas debían contar con sus propios servidores, lo que permitía controlar in situ el mantenimiento de sus sistemas y aplicaciones. Algunas organizaciones todavía los prefieren, pese al avanzado desarrollo de los servicios cloud.

En efecto, una de las diferencias más evidentes entre cloud computing y las herramientas on premise es el almacenamiento local y el mantenimiento físico de los sistemas. Al optar por la implementación de un sistema on premise, el usuario debe asumir la instalación de servidores internos y del hardware vinculado. Asimismo, debe contratar a personal especializado para encargarse del mantenimiento de la infraestructura y evitar fallos que deriven en filtraciones y extravío de datos, lo que resulta sumamente costoso.

Por el contrario, los servicios cloud son accesibles mediante Internet y el almacenamiento de datos y aplicaciones tiene lugar en los servidores del proveedor. Esto permite acceder a sus funcionalidades mediante el pago de una suscripción, cuyo coste es variable de acuerdo a las necesidades de la empresa. A decir verdad, nunca será tan caro como adquirir y mantener servidores propios.

Mantenimiento, actualizaciones y movilidad

Por cierto, el proveedor de aplicaciones y servicios en la nube será el responsable del mantenimiento de sus servidores y de la actualización de las aplicaciones. En este último caso, la actualización de las herramientas on premise implica gastos y procedimientos de instalación adicionales.

Finalmente, la movilidad es otra característica clave de los servicios en la nube. Por su accesibilidad mediante Internet, los trabajadores de las empresas pueden usarlos en cualquier lugar, mientras que las herramientas on premise no son aptas para el trabajo a distancia.

Con Kit Digital tu empresa puede acceder a servicios cloud

Ciertamente, la mayoría de las soluciones subvencionables por el programa de ayudas Kit Digital, lanzado por el Gobierno, están basados en la nube. Por ejemplo, la gestión de redes sociales, clientes (CRM) y procesos (ERP), oficina virtual y las facturas electrónicas, pueden contarse como recursos cloud.

Como Agente Digitalizador Adherido al Programa Kit Digital, en Próxima Digital podemos ofrecerte los servicios cloud y otras herramientas subvencionadas por Kit Digital. Nuestra experiencia y el respaldo de partners tecnológicos, como Amazon Web Services (AWS), que son referentes a nivel mundial, son tu mejor garantía. Por si fuera poco, también te acompañamos en todo el proceso de solicitud de tu “bono digital”. ¡Contáctanos ahora!

Digital Consumer Intelligence: ¿qué es y por qué es importante?

Digital Consumer Intelligence: ¿qué es y por qué es importante?

DCI, inteligencia del consumidor digital o Digital Consumer Intelligence. No importa cómo quieras llamarlo. Es una tendencia que ha llegado para quedarse. Si has leído recientemente este término o lo has escuchado en algún lugar, pero tienes dudas, quédate con nosotros. Aquí te contamos qué es, para qué sirve y cómo funciona la Digital Consumer Intelligence.

¿Qué es la Digital Consumer Intelligence y para qué sirve?

La Digital Consumer Intelligence o inteligencia del consumidor digital es una técnica para la investigación de mercado que obtiene información desde plataformas digitales. Como consecuencia, se combinan las interacciones en las redes sociales con el análisis del consumidor utilizando tecnologías como la inteligencia artificial.

El principal objetivo de la DCI es mejorar la toma de decisiones dentro de las empresas, teniendo una perspectiva más completa de la sociedad y su manera de actuar. Al utilizar también fuentes digitales, se logra disponer de un cuadro completo en el que se incluyen los datos proporcionados por las plataformas digitales. Gracias a ello, podemos hablar de una inteligencia de negocio superior, que tiene en cuenta las últimas tendencias surgidas entre los consumidores.

¿Por qué es importante la inteligencia del consumidor digital?

Hay algunos motivos por los que consideramos que la DCI o Digital Consumer Intelligence es cada vez más relevante para las empresas. Lo que algunos estudios confirman es que las empresas que se centran en el cliente a la hora de tomar decisiones son más rentables que las que no lo hacen. Esto se traduce en conocimiento muy útil para dirigir el rumbo de un negocio con mayor acierto.

El hecho de tomar en consideración lo que “dicen” las plataformas digitales sobre el mercado de una empresa o una marca abre nuevas oportunidades. Por un lado, los datos obtenidos son espontáneos y permiten conocer de primera mano cuáles son las inclinaciones del consumidor. Sin ir más lejos, las publicaciones en redes sociales revelan qué piensan o esperan los clientes potenciales de una empresa sobre la industria en la que trabaja.

Adicionalmente, la información que se obtiene desde estas fuentes sirve de validación de las decisiones que ya se han tomado. Las plataformas digitales sacan a relucir lo que piensa el consumidor sobre una marca o sobre la competencia de la misma. Esto se logra mediante la escucha pasiva y activa, siendo esta última una herramienta muy práctica a la hora de extraer información. Es bueno no pasar por alto que dentro de las técnicas relacionadas con la DCI se incluye la monitorización de redes sociales, pero también las encuestas y otras fuentes digitales.

¿Cómo sacarle partido a la Digital Consumer Intelligence?

Hasta aquí hemos puesto sobre la mesa los datos teóricos que tienen que ver con la Digital Consumer Intelligence. No obstante, puede que te preguntes cómo se lleva todo esto a la práctica. Aquí van algunos ejemplos que te facilitan comprender hasta qué grados es interesante la DCI para tu empresa.

Un equipo de ventas con recursos

Los equipos de venta salen reforzados gracias a la inteligencia del consumidor digital. Es evidente que esto sucede con cualquier investigación de mercado. Sin embargo, en este caso el contexto es más amplio gracias a la inclusión de las plataformas digitales en la ecuación.

Gracias a la DCI, los comerciales disponen de mayores recursos para diseñar estrategias de venta. Asimismo, sabrán de primera mano cómo pueden mejorar la confianza del cliente. En definitiva, la inteligencia de negocio que tiene en cuenta el entorno digital proporciona herramientas útiles para aumentar las ventas.

Conociendo a la competencia

Estudiar lo que hace la competencia no es una técnica nueva precisamente. No obstante, gracias a la DCI hay más formas de evaluar lo que hacen otros competidores directos dentro de un mismo negocio.

Adicionalmente, te conviene saber que, gracias a la inteligencia del consumidor digital, analizar a otros competidores del sector es más rápido y eficaz. Esto te permitirá saber por qué una empresa domina un negocio e impulsar las campañas de marketing adecuadas en cada momento.

Planificación de futuro

La planificación de futuro es otro campo que sale reforzado dentro de la organización gracias a la DCI. Estamos seguros de que tomar algunas decisiones en un negocio cuesta mucho. Ahora bien, al disponer de datos actualizados, provenientes de fuentes digitales en constante evolución, hay más posibilidades de acertar y crear planes a largo plazo.

Las plataformas digitales arrojan información de toda clase sobre un producto o servicio. Los usuarios no tienen reparos en decir por qué algo no les ha gustado y qué harían para mejorarlo. Es evidente que esas opiniones vertidas en las redes sociales o en encuestas bien pensadas es información de gran valor para tomar decisiones y planificar los siguientes pasos de una empresa.

Determinar qué departamentos funcionan en tu negocio

Las plataformas digitales sacan a relucir lo bueno y lo malo de una empresa. Escuchar activamente lo que la gente dice en las redes sociales permite a las empresas mejorar ciertos departamentos y aprovechar mejor los recursos.

Los consumidores se sienten libres cuando se trata de expresar quejas sobre la atención recibida por parte de una compañía. Y quizá pienses que esto solo aplica a tu empresa, pero lo cierto es que te permite vislumbrar los puntos débiles de tu competencia.

Digital Consumer Intelligence y mucho más con el Kit Digital

La Digital Consumer Intelligence es solo la punta del iceberg de la ya conocida transformación digital. La investigación de mercados es otra de las ayudas que tienen las pymes sobre la mesa para ser más competitivas. El Kit Digital, impulsado por el Gobierno y financiado con fondos Next Generation provenientes de la Unión Europea, te abre las puertas a las nuevas soluciones digitales.

Aprovecha ahora las subvenciones y consigue hasta 12.000 euros en subvenciones para digitalizar tu empresa y mejorar su rentabilidad. Como agente digitalizador adherido, en Próxima Digital podemos encargarnos de tramitar el bono digital, así como de ofrecerte las soluciones que mejor encajen en tu negocio.

Las claves de una exitosa transformación digital para startups

Las claves de una exitosa transformación digital para startups

Como director de una empresa de nueva creación, seguramente quieres gestionar las operaciones de tu negocio de la manera más eficaz y productiva. Constantemente estás asegurándote de aprovechar al máximo los recursos disponibles y de disminuir gastos innecesarios y pérdidas. Precisamente, porque tus fondos aún son limitados y los riesgos de ver comprometida la continuidad del proyecto son muchos todavía. En estas circunstancias, la transformación digital para startups perece ser la solución más conveniente para agilizar los procesos. Aunque normalmente no sea la más accesible a nivel de costes.

A decir verdad, la transformación digital es mucho más que una tendencia. Hablamos de un proceso organizativo y cultural que empresas de todos los sectores y tamaños deben adoptar. Pero, ¿cómo pueden las startups implementar esta transformación dentro de su estrategia?

Sin el enfoque ni la planificación necesarios, la transformación digital puede resultar muy compleja, en particular para las organizaciones de reciente creación. El proceso consta de factores móviles que deben considerarse debidamente. Por lo que abordar cualquiera de ellos de manera inadecuada podría desviar los esfuerzos a la dirección errónea.

A continuación, expondremos algunas claves que pueden ayudarte a guiar el proceso de transformación digital en tu emprendimiento.

Establecer objetivos, básico en la transformación digital para startups

¿Transformación digital para qué? Esta es la primera pregunta que debes hacerte. Como creador y líder de una startup quizás tengas claro en qué consiste tu modelo de negocio y qué esperas lograr del mismo en el corto y medio plazo. Sin embargo, puede ocurrir que tú y tus socios no hayáis formalizado esas expectativas en objetivos comerciales y corporativos concretos. En consecuencia, cualquier esfuerzo por actualizar o reforzar la infraestructura de TI podría no coincidir con lo esperado.

Recordemos que hay una gran diferencia entre digitalizar y asumir la transformación digital para startups, pymes y grandes empresas. Por digitalización debemos entender el paso de los métodos tradicionales a los digitales. Por ejemplo, sustituir los documentos en papel por los archivos digitales. A diferencia de la transformación digital, que es el proceso de incorporación de tecnología, procedimientos y cultura digitales en una empresa.

Por tanto, sin objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y cumplibles en un lapso de tiempo determinado, las herramientas digitales adquiridas podrían no ser las idóneas.  

Identificar las necesidades concretas de TI, esencial en la transformación digital para startups

Una vez establecidos los objetivos comerciales y corporativos, es indispensable identificar las herramientas y soluciones informáticas necesarias para cumplir tales propósitos. De esta manera, la transformación digital para startups estará orientada al cumplimiento de dichos objetivos. En paralelo, es conveniente hacer un plan para la incorporación de las tecnologías, el entrenamiento de la plantilla y el proceso de asimilación de la nueva cultura corporativa.

Durante esta etapa, también es importante establecer un plan de inversión que determinará el presupuesto necesario para la implementación de las soluciones tecnológicas. Si para la transformación digital de tu emprendimiento cuentas con recursos propios, enhorabuena. En caso contrario, no te desanimes. En España, cuentas con el programa de ayudas Kit Digital impulsado por el Gobierno. Con esta subvención a fondo perdido es posible financiar total o parcialmente las necesidades de digitalización de pymes, microempresas, startups y autónomos.

Precisamente, uno de los requisitos para solicitar este “bono digital” es responder a un test de madurez digital con el que es posible determinar los requerimientos concretos de tu emprendimiento.

La comunicación también es crítica en la transformación digital para startups

En efecto, la transformación digital es un proceso que no se da de un día para otro. Lo más probable es que, mientras se lleve a cabo no sea necesario detener la operatividad del negocio. Por esta razón es indispensable mantener la comunicación con todos los grupos de interés, antes y durante la implementación del plan de conversión tecnológica. Miembros de la plantilla, socios, proveedores y clientes deben estar enterados.

Como dijimos anteriormente, en el caso de los socios y de los colaboradores, es vital efectuar un cambio en la cultura corporativa para asimilar los cambios implícitos en la transformación digital para startups. En lo que respecta a los clientes, la incorporación de nuevas herramientas tecnológicas mejorará los servicios y las condiciones de atención, por lo que aumentarán las oportunidades de captar y fidelizar a más consumidores.

Selecciona un partner tecnológico que te asesore

A decir verdad, esta no es una tarea fácil. Al momento de elegir con quién contratar las soluciones digitales que tu empresa necesita, debes considerar a organizaciones que trabajen más con un criterio de partner que de simple proveedor. Desde esta perspectiva, un socio tecnológico fiable debe conformar con tu emprendimiento una pareja comprometida en el éxito de la transformación digital.

En estas condiciones, un partner tecnológico puede realizar aportaciones valiosas y constructivas que pueden ayudar a dar forma e incluso mejorar el proyecto antes de la puesta en marcha. Para ello, cuenta mucho la experiencia de la compañía seleccionada en transformación digital para startups y empresas de mayor envergadura.

Al respecto, es pertinente destacar que el programa de subvenciones Kit Digital contempla la posibilidad de seleccionar entre más de 9.350 Agentes Digitalizadores Adheridos. Todos ellos han cumplido una serie de exigentes requisitos para sumarse a este directorio. Por lo que los beneficiarios y aspirantes al “bono digital” pueden elegir entre estos al partner tecnológico más conveniente.

Planificar el soporte, una previsión relevante

Ciertamente, es útil e imprescindible definir las estrategias de soporte y mantenimiento como parte del proyecto de transformación digital para startups. De hecho, es complicado asignar estas tareas a parte de tus colaboradores, ya que probablemente no cuenten con las habilidades requeridas para esta labor. Y contratar a personal especializado puede resultar más costoso para tu emprendimiento. A los efectos, puedes consultar con tu partner tecnológico sobre las necesidades de mantenimiento y actualización en el medio y largo plazo de las soluciones a incorporar. Averigua si puede suministrar a tu personal alguna capacitación para asumir eventualmente estas funciones.

Cabe destacar en este punto que la implantación de soluciones y servicios subvencionados por Kit Digital tienen una duración mínima de 12 meses. Un plazo suficiente para conocer las tecnologías adquiridas mediante esta herramienta de financiación.

Próxima Digital es el partner tecnológico ideal en la transformación digital para startups

Ya sabes que si necesitas apoyo financiero para iniciar o continuar la transformación digital de tu emprendimiento, puedes solicitar tu “bono” de Kit Digital. Este programa contempla subvenciones para 12 tipos de soluciones de digitalización:

  • Sitio Web y presencia básica en Internet.
  • Comercio electrónico.
  • Gestión de Redes Sociales.
  • Business Intelligence y Analítica.
  • Gestión de Clientes.
  • Factura electrónica.
  • Gestión de procesos.
  • Servicios y herramientas de Oficina Virtual.       .
  • Comunicaciones seguras.
  • Ciberseguridad.
  • Presencia avanzada en Internet (Posicionamiento SEO).
  • Incorporación a marketplaces.

En nuestra condición de Agentes Digitalizadores Adheridos al Programa Kit Digital, en Próxima Digital estamos capacitados para suministrar y desarrollar todas las soluciones subvencionables del referido programa. Incluso, te apoyamos en todo el proceso de solicitud de tu “bono digital”. En este caso, nuestro servicio contempla:

  • Asesoría personalizada para optimizar el importe subvencionado.
  • Intermediación con la administración pública que impulsa el programa (Red.es).
  • Auditorías técnica y contable con el propósito de cumplir los objetivos del proyecto.
  • Generar y supervisar la documentación requerida para obtener el bono.
  • Redacción y supervisión del proyecto para asegurar el cumplimiento de todos los requisitos.

En Próxima Digital contamos con amplia experiencia ofreciendo servicios cloud y soluciones digitales para pequeñas y medianas empresas. Entre otros recursos, ofrecemos: alojamiento web, ecommerce, servidores, ciberseguridad, CRM y herramientas de marketing online. Para ello, disponemos de una sólida estructura de acuerdos con marcas líderes del sector: Amazon Web Services, Digital Ocean, CloudFlare, LiteSpeed, Plesk, etc.

¡Contáctanos ahora mismo y sabrás por qué somos el partner ideal en la transformación digital para startups!

La innovación empresarial como factor clave para las pymes

La innovación empresarial como factor clave para las pymes

No es ningún secreto: las pequeñas y medianas empresas son esenciales en la economía global. Este estatus lo han ganado gracias a sus singulares características: son más dinámicas, adaptables a los cambios y muy flexibles. Pero también, las compañías de este segmento son más capaces de generar innovación empresarial, una condición vital para mantener este nivel de participación. Teóricos y reconocidos directores de organizaciones coinciden en otorgar a la innovación un rol esencial en el crecimiento y la mejora de la productividad.

A día de hoy, nadie duda de que las pymes forman parte de las principales fuerzas impulsoras del crecimiento económico y de la creación de empleo. Las cifras no pueden ser más contundentes: cerca del 90% de todas las empresas en el mundo son pequeñas o medianas. Más aún, su porcentaje de generación de empleo total en el sector privado está entre el 61% y el 81%. En España, estos valores están superados: las pymes constituyen el 98,97% del tejido empresarial nacional y emplean al 64,22% de la fuerza laboral. Por ello, promover la innovación empresarial en este segmento es crítico para fortalecer la economía en todo su ámbito.

¿Qué es la innovación empresarial?

En términos prácticos, podemos decir que las innovaciones son los procedimientos mediante los que una compañía crea nuevos productos y servicios. Sin embargo, en una perspectiva más concreta, la innovación empresarial es la implementación de bienes, servicios o procesos nuevos o evidentemente mejorados. Y este concepto puede ampliarse a la incorporación de una nueva técnica o modelo de organización en la operatividad del negocio y hasta de una gestión de comercialización o de relaciones con el cliente distintas.

A propósito, es importante no confundir innovación y creatividad, dos términos que suelen tratarse como sinónimos. La creatividad es una soft skill deseable en todos los integrantes de la plantilla que consiste en la generación de ideas tanto individuales como grupales. Por otro lado, la innovación implica transformar las ideas en nuevos productos, servicios o procesos. En efecto, no siempre una idea creativa planteada en un brainstorming por cualquier directivo o colaborador se convierte habitualmente en innovación. Pero, aunque suene obvio, no es posible la innovación sin ideas creativas.

Por tanto, la creatividad y la inventiva, como fundamentos de la innovación, son skills que deben fomentarse entre los integrantes del equipo. Tales características no deberían ser exclusivas de los directivos o propietarios, quienes sí podrían actuar como líderes de los procesos de innovación. Eso sí: estimulando las actividades creativas e innovadoras.

Tipos de innovación empresarial

Teniendo en consideración la amplitud de la definición arriba expuesta, es relevante distinguir los diferentes tipos de innovación empresarial que de ella se desprenden. En concreto, las innovaciones de producto, de proceso, organizativas y de marketing.

Innovación de producto

Consiste en la creación y lanzamiento de un bien, servicio o aplicación que presenta varias novedades respecto a los que está elaborando la empresa. También es extensible la denominación a las mejoras sustanciales incorporadas a un producto existente, en comparación con sus características iniciales o usos previstos. Tales mejoras pueden añadirse a sus componentes y materiales, las especificaciones técnicas, la facilidad de uso, los programas informáticos añadidos u otras características funcionales. En este sentido, la introducción de un producto como un queso con albahaca a una línea de quesos con especias, es una innovación de producto. Igualmente, podemos aplicar el término a una nueva funcionalidad en una solución de ERP existente.

De proceso

En esta clase de innovación incluimos la aplicación de un método de producción novedoso o las mejoras tangibles del que se ha practicado. Aquí consideramos los cambios en los procedimientos, equipos y/o en las soluciones informáticas empleadas. Por ejemplo, introducir una solución de CRM para agilizar las relaciones con los clientes.

Innovación organizativa

En esencia, esta innovación implica implantar un método organizativo distinto para las operaciones comerciales de la empresa. Esto puede consistir en cambios significativos en el organigrama y los flujos de trabajo; la formación de equipos para tareas específicas y hasta la introducción de normativas de calidad, seguridad e higiene.

En marketing

Como su denominación lo indica, es la innovación aplicada al diseño, estrategia de marketing, disponibilidad y hasta en la fijación del precio de productos. Los ejemplos son muy diversos: una promoción de varios productos relacionados a un mismo precio; condiciones más convenientes para las devoluciones en un ecommerce, etc.

Otra clasificación relevante es la que distingue la innovación empresarial por su modo de aplicación e impacto. Desde esta perspectiva, tenemos:

  • Innovación incremental, que es un proceso de carácter progresivo, continuo y acumulativo. En esta modalidad podemos incluir las mejoras continuas de un software hasta completar su desarrollo.
  • Innovaciones radicales, que suponen un cambio profundo en la operatividad, la organización, la producción, las estrategias de marketing, etc. Así como también, la introducción de productos y servicios con un concepto totalmente nuevo, con el objetivo de lograr un impacto contundente en el mercado. Esto implica proveerlos de condiciones y características mucho más competitivas que las de sus similares.

Ventajas de la innovación empresarial

La importancia de la innovación empresarial se manifiesta en una serie de beneficios que le asignan a las compañías que la practican el dinamismo, la adaptabilidad a y flexibilidad que mencionamos al principio.

Mantiene actualizado tu negocio

Ciertamente, la tecnología avanza de manera imparable, lo que ocasiona una rápida obsolescencia de los productos y servicios como nunca antes. Del mismo modo evolucionan las estrategias de comercialización y marketing a consecuencia de la digitalización. Gracias a la innovación tu empresa estará al día en relación a las tendencias en desarrollo. Por igual, asegurará la adaptación constante de tu oferta en consecuencia, lo que incrementará su relevancia en el mercado y su rentabilidad.

La innovación te ayuda a entender a tus clientes

Tu empresa innova cuando es capaz de cambiar y adaptar el modo de satisfacer a sus clientes, gracias a un mejor conocimiento de sus expectativas. La innovación te ayuda a entender cómo y cuándo compran los clientes, por qué escogen una empresa y no otra. Incluso, cómo quieren relacionarse con tu compañía y cuándo quieren notificaciones. Cuando tu empresa y tu cliente logran conectarse efectivamente, ambos ganan. Recuerda que un cliente satisfecho puede ser un «embajador» de tu marca mediante las redes sociales y el boca a boca.

La innovación empresarial puede resolver problemas

Las caídas en las ventas, los resultados inesperados de las estrategias y otros problemas en tu negocio son parte de la dinámica empresarial. No obstante, si tu empresa enfrenta alguna de estas situaciones, no debes continuar implementando las mismas estrategias y acciones. Eso no ayudará a que las circunstancias cambien. En esos casos, debes detenerte y averiguar qué es lo que necesitas cambiar… ¡Y hacerlo! Empleando la innovación de manera inteligente, podrás anticiparse a los eventuales problemas y estar preparado para afrontarlos.

Tu negocio será más proactivo

¿Estás entre quienes dicen: “Hagámoslo como lo hacemos siempre”, o retas a tu equipo diciendo: «Tiene que haber una forma mejor. ¡Vamos a buscarla!”? Sin duda, una expresión de innovación empresarial es atreverse a buscar formas creativas de resolver los problemas. No conformarse con “lo de siempre” y mantenerse en la “zona de confort”, sin aumentar tu rentabilidad y dejando que tus competidores tomen ventaja.

Innovar fortalece a tu equipo

Por si fuera poco, innovar es una forma de motivar a los integrantes de tu plantilla. Cuando promueves el trabajo en equipo y permites a tus colaboradores proponer soluciones y estrategias para resolver problemas, demuestras a tus colaboradores lo importantes que son para ti. Tanto si tratan con los clientes en el día a día, como si realizan otras tareas relevantes para el negocio, pueden aportar ideas valiosas. Ellos tienen una visión más directa sobre qué aspectos van mal y cómo mejorarlos. ¡También eres innovador al permitir el aporte del equipo a la toma de decisiones!

Digitalizar tu negocio es una forma de innovación empresarial

Como dijimos líneas arriba, incorporar soluciones y herramientas digitales a tu negocio es una forma de innovación empresarial de proceso. Si piensas que transformar digitalmente tu empresa es difícil porque no dispones de suficiente presupuesto, te recordamos que existe el programa de ayudas Kit Digital. Esta iniciativa impulsada por el Gobierno con los Fondos Europeos Next Generation, te permitirá financiar parcial o totalmente la adquisición de las soluciones que requieres. En Proxima Digital estamos dispuestos a ayudarte en la tramitación de esta subvención, así como de ofrecerte nuestros servicios.